Go hard

Go hard

lunes, 25 de enero de 2016

Al verte

Al verte mi corazón salta de gozo
Oh alma mía, amas sin reglas
Mis manos sobre tus manos
Como las rocas sobre la tierra

Esta historia de amor es eterna.  

Me quiere o no me quiere

Maldita inseguridad
Quiero saber si me ama
O es una falsa realidad.

Tus ojos negros
Tu sonrisa hermosa
Y tu carita preciosa.

Mis miedos son tan grandes como el cielo
Tan inmenso como el océano intenso

Y mi amor por ti más grande que el firmamento. 

miércoles, 20 de enero de 2016

Amargo momento

Este es el momento
Cada lágrima derramada
Cada amargo momento
Oh tristeza amargada.

Es mi culpa otra vez
Un corazón que ama,
Esta vez tampoco fue.

Lo he intentado
Dios sabe por qué

Y sabe cuántas veces también.

lunes, 18 de enero de 2016

A Rubén Darío en su natalicio 149

Hoy se cumplen 149 años del natalicio del gran poeta Rubén Darío. Padre del Modernismo. A Roosevelt es uno de mis poemas favoritos, aquí se los comparto.
¡Es con voz de la Biblia, o verso de Walt Whitman,
que habría que llegar hasta ti, Cazador!
Primitivo y moderno, sencillo y complicado,
con un algo de Washington y cuatro de Nemrod.
Eres los Estados Unidos,
eres el futuro invasor
de la América ingenua que tiene sangre indígena,
que aún reza a Jesucristo y aún habla en español.

Eres soberbio y fuerte ejemplar de tu raza;
eres culto, eres hábil; te opones a Tolstoy.
Y domando caballos, o asesinando tigres,
eres un Alejandro-Nabucodonosor.
(Eres un profesor de energía,
como dicen los locos de hoy.)
Crees que la vida es incendio,
que el progreso es erupción;
en donde pones la bala
el porvenir pones.
No.

Los Estados Unidos son potentes y grandes.
Cuando ellos se estremecen hay un hondo temblor
que pasa por las vértebras enormes de los Andes.
Si clamáis, se oye como el rugir del león.
Ya Hugo a Grant le dijo: «Las estrellas son vuestras».
(Apenas brilla, alzándose, el argentino sol
y la estrella chilena se levanta...) Sois ricos.
Juntáis al culto de Hércules el culto de Mammón;
y alumbrando el camino de la fácil conquista,
la Libertad levanta su antorcha en Nueva York.

Mas la América nuestra, que tenía poetas
desde los viejos tiempos de Netzahualcoyotl,
que ha guardado las huellas de los pies del gran Baco,
que el alfabeto pánico en un tiempo aprendió;
que consultó los astros, que conoció la Atlántida,
cuyo nombre nos llega resonando en Platón,
que desde los remotos momentos de su vida
vive de luz, de fuego, de perfume, de amor,
la América del gran Moctezuma, del Inca,
la América fragante de Cristóbal Colón,
la América católica, la América española,
la América en que dijo el noble Guatemoc:
«Yo no estoy en un lecho de rosas»; esa América
que tiembla de huracanes y que vive de Amor,
hombres de ojos sajones y alma bárbara, vive.
Y sueña. Y ama, y vibra; y es la hija del Sol.
Tened cuidado. ¡Vive la América española!
Hay mil cachorros sueltos del León Español.
Se necesitaría, Roosevelt, ser Dios mismo,
el Riflero terrible y el fuerte Cazador,
para poder tenernos en vuestras férreas garras.

Y, pues contáis con todo, falta una cosa: ¡Dios!

Una bomba en Bagdad

En tiempos de oscuridad
Abismos, desamores y guerras
Hombres llenos de maldad.

Ni un rayo de luz al amanecer
Almas muy vacías
Y la noche larga y fría.

Nacimos para morir
Como árbol que nace y es feliz
No como hormiga destruida por el poder.

domingo, 17 de enero de 2016

Violetas verdes que no pueden ver.

Violetas  verdes que no pueden ver.
No ves lo que puede ser
Una nube en forma de delfín
Una galaxia por nacer
O simplemente el fin.

Pensamientos giran en mí
Remolinos y figuras de un ser
No sé si soy feliz o si ya morí
Violetas verdes que gritan al amanecer.

Ignoras mi rostro
Para no sufrir
Escondes mi mano
Y corres de mi amor

jueves, 14 de enero de 2016

Novios

Al amanecer
Las nubes acarician al cielo
El viento tu piel
Mi boca se come tus labios,
Mis manos se deleitan con tu ser
Tu cuerpo y mi cuerpo, el amor,
El mundo gira por vivir
y  la historia se vuelva a repetir.

miércoles, 13 de enero de 2016

Tierra de nada

Aquí en tierra de nada
Vagos, murallas y valles
Viven humanos en manada
Y un pequeño atardecer sin sol

Cómo volar sin despegar
Ríos con mucho llanto reflejan tu ser,
Noches valientes y armadas

Luchan por tenerte enamorada.